Un Clásico que valió Oro

La jornada calurosa de domingo que habían iniciado las damas del Centro Sur tuvo un broche de alto vuelo en la rama masculina. El Clásico de Gualeguaychú entre Hípico y Neptunia se robó la atención de los presentes y se vivió con la emoción de ese tipo de partidos.

Además de la tensión que despierta la rivalidad deportiva entre ambos conjuntos, la clasificación en juego para la Copa de Oro le aportó aún más picante al juego. Y el partido arrancó como debía: con mucho vértigo, quites y remates al arco.

En este último ítem fue el local quien contó con la mayor cantidad de ocasiones de gol gracias a un ataque vertical y punzante. Pero la visita supo aprovechar un penal a su favor y, tras una buena ejecución de Facundo Echániz, marcó el 1-0 para alegría de la hinchada tricolor.

 Así y todo Hípico siguió intentando hasta conseguir el empate transitorio de la mano de Joel Brelis y, luego, otro tanto más a cargo de Jonathan Fernández. El 2-1 final no sólo pintó de azul y verde el clásico local sino que también los metió de lleno entre los 6 mejores equipos del torneo, nada más y nada menos.

Satisfacción. Luego del triunfo de su equipo, Martín Viale nos comentó lo que les significó. “Es el resultado de un año de trabajo, salvo algunos chicos que ya habíamos jugado juntos años atrás, los demás son todos nuevos” dijo el Puma, quien fue de la partida pese a padecer tendinitis en uno sus brazos. “Teníamos que entrar a los PlayOffs como se merece, por la puerta grande” concluyó.