Un tropiezo y un festejo

La tan esperada definición del Dos Orillas masculino llegó y dejó un sabor agridulce por la costa entrerriana. Es que las finales de las categorías Primera y Reserva, que fueron protagonizadas por los mismos equipos, postergaron una vez más el festejo entrerriano en la división mayor.

Con la misma pared.

Lamentablemente el primer equipo de Estudiantes repitió la ubicación obtenido en la pasada edición de este certamen biprovincial. Nuevamente el obstáculo que se interpuso entre él y la Copa fue el equipo del Club Náutico El Quillá, quien retuvo el trono.

El 1-0 sufrido por el albo en el primer período fue suficiente para que se repitiera la historia, pese a los esfuerzos que cuarto a cuarto fueron exponiendo los muchachos paranaenses para revertir el resultado.

La lucha por el tercer puesto quedó para el Rowing que, tras igualar 2-2 en el tiempo suplementario, se impuso a su par de Talleres a través de la definición por penales por un resultado final de 3 a 2.

En tanto, Paraná Hockey se adueñó del séptimo escalón de este certamen tras derrotar 2-1 a Alma Juniors por shootouts (igualaron en un tanto luego de los 60 minutos de juego).

Los chicos, sí.

El equipo albinegro de Reserva (foto) pudo revertir los altibajos mostrados en el inicio del año, donde había cosechado sólo cuatro unidades de las primeras doce disponibles. En la tarde de ayer logró concretar la vuelta olímpica al imponerse por 2 a 0 al tiburón santafesino, llevando para El Plumazo uno de los dos títulos en juego.

Este representante de la APH terminó siendo el único entrerriano del podio ya que Rowing perdió 3-1 ante Alma en el juego por el tercer escalón. Paraná Hockey repitió lo conseguido en la categoría mayor derrotando por penales a La Salle 2-1 y ubicándose en la ubicación séptima.

Fuente: Asociación Santafesina de Hockey.
Foto: Face CAE Hockey Caballeros.